Blog

  • 26-04-2019

    Instalar los techos sin generar residuos. ¡Un desafío real!

    BLOG 3.jpg

    Cuando se construye una piscina interior, la construcción no se basa sólo en el vaso, es decir, hay que poner una zona para estar de pie y, además, instalar un techo protector.

    Las empresas o propietarios de las piscinas instalan los techos con recursos tradicionales, creyendo que será la mejor manera. La realidad, en cambio, nos muestra un resultado totalmente distinto. Es el pladur, el material más utilizado para este tipo de instalaciones. Las instalaciones con pladur no son muy rápidas y obliga a detener la actividad de la piscina durante un largo tiempo, en muchos casos llegando a detenerla por más de un mes. Es por ello por lo que muchos usuarios se quejan de la duración de las obras en las piscinas.

    A parte de esto, nos encontramos con otro problema si hacemos ese tipo de instalaciones. Hacer instalaciones de pladur, hace que se generen residuos y aunque lo dejen completamente limpio, muchas partículas se quedan en el aire, siendo perjudicial para la salud. Además, se consume demasiado material y mucha materia prima se pierde en valde.

    Gracias a internet, nos hemos dado cuenta de que, en una obra, de media, se consume 2 Tonas por metro cuadrado. En la página web Ihobe, hemos encontrado un ejemplo claro. En este caso se refiere a las viviendas, pero nos sirve para comprender cuanto material se derrocha. Decía así:


    “El consumo de material utilizado en la construcción de una vivienda es equivalente al 33% del que se consumirá dentro de 50 años”. (Ihobe, 2018)

    Por lo tanto, nos damos cuenta de que se echa a perder demasiado material y que no es una solución eficiente.

    Para instalar los techos en las piscinas, los techos tensados son los más recomendados ya que se instalan sin obras y sin generar residuos. Además, se utilizan menos materiales y no se desaprovecha la materia prima. Por lo tanto, podemos decir que los techos tensados sí que son una solución eficiente.

    Además, ofrecen una variedad de ventajas. Como hemos comentado, las instalaciones tradicionales hacen que se pare la actividad en la piscina durante un tiempo prolongado, que muchas veces llega a ser superior a un mes. Los techos tensados, al instalarse sin obra, se instalan muy rápidamente, reduciendo así el tiempo sin actividad.

    Por otro lado, gracias al material Clipso, se puede combatir los problemas de humedad que hay en muchas piscinas, ya que tiene unas propiedades especiales para ello. Las características de este material son muy importantes, es por eso que ayudan a mantener una temperatura templada en la piscina y aporta iluminación al sitio. Por último, cabe destacar que son completamente personalizables y que se pueden adaptar a cualquier tipo de necesidad.

    Dicho eso, debemos saber que la instalación de los techos tensados es la solución más fiable, rápida y la que mejor se adapta a las necesidades de los usuarios.

     

    “Fotografía sacada de la página web Clipso”.

    Información obtenida a través de Ihobe:

    https://www.construmatica.com/construpedia/Consumo_de_Materiales._Objetivos_Ambientales_de_la_Edificaci%C3%B3n